Sabemos que el plástico es un reto para el medio ambiente, por eso nuestras botellas son 100% reciclables. Además se ven, se sienten y se comportan como cualquier otro plástico, con la bondad de que se biodegradan de forma orgánica en 5 años aproximadamente.



¿Cómo se desintegran nuestras botellas biodegradables?

A diferencia del plástico tradicional y gracias a un aditivo orgánico que incorporamos durante el proceso de producción, nuestras botellas se vuelven permeables al agua y penetrables por microbios y bacterias que las consumen hasta su desintegración cuando entran en contacto con ambientes como los vertederos de basura. De esta manera se reintegran en 5 años al ciclo de la tierra, transformándose en energía.